lunes, 13 de septiembre de 2010

Contratiempos


Septiembre. Es el mes de fin de vacaciones, para algunos. De vuelta a la rutina. De fin de verano y locuras que van ligadas a el. De trasnochar y levantarse al día siguiente a la hora de la comida. Es el mes que marca un inicio de algo nuevo. Un comienzo en algo distinto. De emprender un nuevo camino... Para mí todo esto tendrá que esperar al septiembre siguiente.

Este año será más tranquilo de lo que me hubiese gustado qe fuese. Pero bueno, de todo se saca algo bueno, así que espero que esto me enseñe. Aprovecharé para hacer otras cosas. Tendré más tiempo así que podré dedircalo a aquello que me interese. Pero ¿y si nada lo hace? Y si de tanto tiempo que tengo me acaba sobrando... Quiero decir, que mis días se me pueden hacer eternos, aburridos. Esa es la parte que me aterra. El día a día en invierno. La idea de sentirme vacía e inútil. Todos a mi alrededor estarán sumergidos en nuevos proyectos. Universitarios ya, con sus fiestas universitarias, sus estudios para exámenes universitarios, sus jueves universitarios... Tengo que mantenerme ocupada, de lo contrario se me pueden echar las paredes encima. No quiero que este año sea sabático, me niego, bastante lo ha sido ya el verano, estoy acostumbrada a que es septiembre se vuelve a lo serio. Tampoco lo podría ser aunque quisiera, algún quéhacer si que me queda.
Tengo varias ideas en mente y pienso desarrollarlas. No pienso desaprovechar este año, no será un año perdido. NO. Sacaré su lado positivo, que de la negatividad ya me he cansado y soy de las personas que piensan que si algo ya no tiene solución es mejor que dejes de lamentarte por ello y que gastes tus energías en algo más productivo como buscar soluciones. Mirar adelante. Buscar otras ocupaciones. En esto estoy, eso intento. Eso haré.

Una cosa sí es segura, al menos estoy luchando por algo que quiero. No me conformo con otra cosa. Intento alcanzar mis objetivos. Esto es un bache y después del bache viene la otra parte del camino más lisa. Solo que me va a costar un poco más llegar a ella. Pero llegará. Espero.



Celia Hernández.

1 comentario:

Little.L dijo...

No pasa nada, chiqui! Tú te vienes con nosotras, te cuelas en las fiestas y ale!

PdT: estoy orgullosa de ti por no renunciar a tu querida "enfermeria" :)