domingo, 25 de abril de 2010


“Todos somos arquitectos del destino, viviendo en estas paredes del tiempo.”

Odio la idea de pensar que todo esto estaba ya pensado y planeado. Que un "ser superior" tenía todo esto calculado milímetro a milímetro desde el inicio de los tiempos. Que de una forma u otra, el trayecto nos conduce a algo "premeditado".

Odio la terrorífica idea de que esto ha sido "moldeado" poco a poco. Que al final ha conseguido su propósito porque no se puede hacer nada para cambiar "lo que te va a tocar vivir". Odio eso a lo que llaman DESTINO.

...y al mismo tiempo también me asusta. Hay quienes creen en el Karma, eso de: «cobrar» todo el bien que se ha hecho o «pagar» todo el mal que se ha realizado en vida, que todo vuelve, que si algo haces mal te repercutirá en un futuro o viceversa.

Señor Destino, conmigo no. Le esquivaré en todo momento. "La finalidad de esto" no será decidido por usted. He visto lo que le hacías a esos jovencitos en aquella película... Y no pienso permitir que juegues conmigo de esa manera tan cruel como hicises con ellos.

Me gusta pensar que puedo cambiarlo todo que existe un libre albedrio en el que puedo influir, porque al fin y al cabo, yo soy la dueña de mi vida y "el qué pasará después" está por ver.

...Culpar al destino sería demasiado fácil.


Celia Hernández

4 comentarios:

Little.L dijo...

Querida amiga...demasiado pide usted!
Llámalo Karma, llámalo destino, llámalo suerte, llámalo X. Pero nuestros actos repercuten en nuestro futuro. Al igual que en las películas, tienes que elegir un camino y cada uno te lleva a un sitio distinto.
Lo unico que podemos hacer es disfrutar del camino ^^

(LL)

MARDAM dijo...

Así es, nuestras acciones inciden en nuestro futuro, lo que hay que procurar es que dichas acciones no generen perjuicios a los demás, con lo cual nos libramos de ese ciclo kármico.
Hay que ser buena persona y trazarse objetivos, ese camino para conseguirlos es el proceso al que nos debemos entregar, el disfrute de ese trayecto, es lo verdaderamente importante , más allá de los resultados. En ese proceso o camino descubriremos nuestra verdadera razón de ser, es decir, la razón por la cual hemos llegado a este mundo.

MARDAM

Alex dijo...

Kúkuu!

me en-can-ta en blog!^^

te sigo ok??

pásate si kieres:$

www.romancesdeunan0ta.blogspot.com

xoxo

Alex dijo...

mm gracias Celia..:=)
ahah y de verdad te describes de esa manera??:O:O